colección LAB

(FW20_OtoñoInvierno 2020)

Un LABoratorio. Una “burbuja” aislada del mundo, donde poder hacer experimentos.

¡Podría ser el escondite secreto de un científico loco! Por supuestísimo: de pelo revuelto y mirada brillante.

Se ven libros apilados. Una mesa llena de papeles desperdigados, con dibujos y anotaciones. Un microscopio que tiene una muestra de ¿lana? Tubos de ensayo humeantes con ¡cuellos de punto!

Matraces destilando estampados de cuadros y rayitas. Frascos que contienen texturas, de ochos y trenzas. Botes de cristal que dejan ver dibujos en zigzag, en espiga. ¡Colores! bajando por embudos y serpentines.

Se trata de ingredientes sencillos: estampados clásicos y texturas que nos resultan muy familiares y cercanos. ¡Pero combinados en “mezclas imposibles”! Porque, a veces, la sorpresa aparece mirando lo conocido con ojos curiosos.

El resultado del experimento son “nuevas criaturillas”: Algunas parecen estar formadas por piezas, como si fueran varias prendas reunidas en una. Hay otras en las que los estampados cambian su orden, como inventando uno nuevo.

LAB es un sitio imaginario, y también una actitud: permitirse experimentar ¡jugando!

 

(Fotos: Trol   |   Modelos: Janine Musiol, Rocío Ravelo y Sandra Rodríguez)